• Silvia Resa López

Ser coherente con uno mismo

¿Cómo va tu vida? ¿hay orden en ella? ¿te sientes satisfecho con lo que haces cada día? ¿crees que puede mejorar? ¿intervienes de alguna manera para lograr dicha mejoría? ¿eres de las que piensa que podría tomar el control? Si es así, ¿controlarás todo, o hay aspectos que se te escapan? Hoy hablamos de nutrirnos para la coherencia. Te invito a seguirnos, desde el Coaching



“¿Cómo me nutro para vivir en coherencia con lo que soy?”, se pregunta Erica Vilaró, psicóloga Sanitaria; “en terapia, a veces, tenemos que aprender a distinguir aquello que escapa a nuestro control, que hemos de soltar, para dejar de sufrir”.



Ese interrogante ha dado título a su ponencia en el congreso virtual “Alimentación con Consciencia”, organizado recientemente por Paulina Peña y León Von Hohenheim.

“Para causar un efecto, he de darme cuenta de qué es lo que puedo controlar y qué es lo que no está bajo mi control, si bien es cierto que podemos tener el mando sobre una parte importante de nuestras vidas”, dice la terapeuta.

En cualquier caso, lo relevante según Vilaró es “estar en coherencia entre lo que siento, pienso, digo y hago”.


La metáfora del trastero


A lo largo de las dos últimas semanas he decidido poner orden en mi trastero (confieso que me encanta esta palabra, tanto por su musicalidad como por el significado, referido a lugar donde se guardan los trastos, es decir, aquello que menos usamos)

Me gusta mucho tener un lugar en el que aparcar las cosas con las que no sé qué hacer en un momento determinado. También me gusta dedicarle horas para organizarlo.

No creo que se trate de una parte oscura de mi personalidad; más bien todo lo contrario y te digo por qué: cada vez que reviso, organizo y limpio mi trastero, me libero un poco más. Es como si pusiera mis emociones y pensamientos en orden, dándome cuenta de lo que es realmente importante en mi vida.



Esta metáfora del trastero guarda relación con el mensaje transmitido por Erica Vilaró en su ponencia. Ella hablaba del desván: “representa mi interior; es un lugar oscuro, desordenado donde hay cajas y objetos por el suelo; no deseo estar ahí”.

“De pronto, empiezo a ver cosas que no me gusta que estén donde están, las quiero fuera; esto lo tiro, aquello lo pongo allá”, dice Erica Vilaró, que nos recuerda que “no se puede cambiar todo a la vez, sino paso a paso”.


La psicóloga nos invita a “abrir la ventana y ventilar, escoger caja por caja y ver lo que me ha servido, que agradezco, pero que ya no me es útil”. Vilaró hace ese paralelismo con nuestro interior, para lograr liberar y darnos cuenta de lo que en realidad deseamos en la vida.


Cómo vivir en coherencia


Como psicóloga experta en autoconocimiento, Erica Vilaró nos propone el siguiente decálogo de siete puntos.


  • Dedicar tiempo a conocerse. Realiza actividades que te apasionen y motiven. Conecta contigo. Entrena el poner límites mediante la asertividad y reserva un espacio en tu agenda para llevar a cabo tus propias rutinas.

  • Atención a cómo te hablas. Erica Vilaró propone: cuida las palabras que te dices (evita expresiones como necesito, no puedo, tengo que, lo voy a intentar o no sé); evita los juicios, háblate a ti misma como si lo hicieras a tu mejor amiga; compárate contigo misma y, si lo haces con los demás, hazlo desde la admiración.

  • Define tus sueños y valores. Elige por dónde empezar y pasa a la acción, comprométete contigo. Ten en mente esos sueños pero sin dejar de vivir el presente; sé coherente con lo que te mueve.

  • Escucha a tu cuerpo y tus emociones. Visualiza y atiende a tus emociones; pregúntale a la emoción cuál es su mensaje. Erica Vilaró te invita a que “si el corazón te dice una cosa y la cabeza otra, procura visualizarte en esa situación y pregúntate cómo sería tu vida si tomaras ese camino, si te sentirías a gusto o no”.



Esta experta propone “sentar a la emoción y decirle lo que sientes, escuchándole qué te tiene que decir; a partir de ahí, puedes definir cómo va a ser tu relación con esa emoción”.


  • Todo cambio implica un riesgo. Anticipa posibles obstáculos y su solución. Confía en tus recursos internos para adaptarte a las nuevas situaciones y así resolver las dificultades. “¿Existe el momento perfecto? posiblemente no, así que pasa a la acción cuando estés preparada”, dice Erica Vilaró.

  • Pide ayuda sin miedo. Como no siempre se puede con todo, tampoco si estás sola y teniendo en cuenta que puedes apoyarte en aquellos que te rodean, “no temas pedir ayuda a los demás”, te propone Erica Vilaró.

  • Trabajo personal. El autoconocimiento es un proceso personal, que cada cual ha de hacer a su ritmo. Desde el Coaching te invito a darte cuenta de que no estás solo, pues siempre estás contigo mismo.


Una cosita más: tal y como dijo Albert Einstein, considerado como el físico más importante del siglo pasado, “locura es hacer la misma cosa una y otra vez, esperando obtener resultado distinto”.



¡Feliz Coherencia Contigo! ¡Feliz Coaching!

Y recuerda que…

  • Es positivo conocer qué es lo que se puede controlar y qué es lo que no está bajo nuestro mando.

  • El timón de nuestra vida se toma partiendo de una coherencia entre lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos.

  • Al igual que en la metáfora del trastero, nuestro interior requiere a veces de una limpieza y un orden.

  • Si quieres ser congruente contigo, observa cómo te hablas y cuáles son tus motivaciones.

  • Pide ayuda cuando la necesites, pues no siempre se puede solo con todo.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo