• Silvia Resa López

Empezar desde el interior

¿Te has preguntado alguna vez cómo puedes modificar lo que no te agrada fuera? ¿Hay actitudes y conductas de los demás que te molestan e incluso provocan tu enfado? ¿Sabes que para expandirte hacia el exterior previamente has de cambiar tu interior? ¿Qué transformarías en ti para lograrlo? Desde el Coaching te propongo empezar desde dentro. Te acompaño en tu proceso


“¿Con qué te identificas?”, pregunta Patricia Gutiérrez, consultora de Recursos Humanos, al aforo virtual que la escucha durante su reciente masterclass “Cómo transformar tu interior para expandirte al exterior”.

“Todo cambio en el exterior parte del interior”, dice Patricia, que propone cinco posibles realidades:

  • “Estoy en una rutina atrapante, vivo en la rueda del hámster y no sé cómo salir de ahí”

  • “Me hago mayor y no quiero esta vida para mis hijos, ni tampoco para mí”.

  • “En casa cada uno hace su vida, van creciendo y ya no me necesitan como antes”.

  • “Estoy cansado; mi vida no me llena. Sé que hay algo más y quiero ese algo más”.

  • “Siento que me estoy perdiendo mi propia vida”.

“Es posible que haya personas que se identifiquen con más de una de estas realidades enunciadas”, dice esta consultora de Recursos Humanos, quien nos propone “salir de la rueda del hámster para ver qué es lo que hay fuera de ella y así conectar con nosotros mismos”.


Según esta experta, el proceso de salir afuera conlleva los siguientes siete pasos:


1. La importancia de preparar tu terreno para crecer desde dentro hacia afuera. El término terreno suma cuerpo, mente, emociones y energía. “Si estás en calma no hay provocación que te haga saltar”, dice Patricia Gutiérrez; “no tienes el poder de cambiar a otros, pero sí a ti misma”.

Dicha prevención hace referencia, por ejemplo, a la convivencia diaria con tus hijos, especialmente si son adolescentes.

También a las situaciones que se nos presentan día a día en los diversos ámbitos, como el trabajo y el hogar.

Preparar el terreno significa orientarse hacia la transformación interior y el crecimiento personal, “para expandir tu vida más allá de la realidad en la que estás ahora”.


2. Mantener tu energía equilibrada. En este punto, Patricia Gutiérrez te propone identificar cómo es tener tu energía elevada y equilibrada; “cuando te sientes libre, expansivo, en paz, satisfecho; cuando estás en ese estado del que no deseas salir”.


¿Qué factores son los que habitualmente alteran ese estado?; “pueden ser discusiones, enfrentamientos, obligaciones, cargas autoimpuestas, falta de tiempo e incluso el temor a defraudar a otros”.

Un tercer aspecto se centra en ser consciente de qué es lo que te hace subir la energía, “bailar, cantar, meditar, pasear por la naturaleza, dedicarte tiempo a ti misma, alguna actividad deportiva o una reunión con amigos; en suma, desconectar”, dice Patricia Gutiérrez.


3. La mente puede ser tu mejor aliada, también tu peor enemiga. Mientras la primera te permite expandirte, crecer, aprender y abrirte al mundo, detractores como por ejemplo los juicios alimentarán a tu mente rival. Esta última “quiere que sigas como estás, que no salgas más allá, que no escapes de tu zona de comodidad, que sigas encerrado en tu rutina para así no tener que pensar”, dice esta experta en Recursos Humanos, que nos recuerda que la rival “va a estar ahí para frenarte cuando tienes oportunidad de crecer, inventando excusas para que no avances”.


Estas excusas son del tipo: “¿para qué vas a apuntarte a ese curso, con lo que cuesta? ¿y si luego no te sirve?”; “¿de qué te sirve ir a ese congreso, si tienes que interactuar?” o también: “¿cómo vas a perder el tiempo en ir a ese encuentro donde va a estar esa persona, con la vergüenza que te da conocer a gente?”.


4. Cuidado de tu cuerpo. Dado que es el vehículo que tenemos en este planeta para experimentar nuestra vida aquí. Patricia Gutiérrez nos invita a cuidarlo: “escucha las señales de tu cuerpo cuando sea necesario; nútrelo con alimentación, ejercicio físico y descanso; mímalo con un baño, un masaje o dándote un placer”


“Cuidar tu cuerpo te va a permitir disfrutar de una mejor experiencia”; “¿cuánto hace que no mimas tu cuerpo?”


5. Conocer cuál es tu emoción más poderosa y ser consciente de ella. Patricia Gutiérrez distingue entre las emociones de baja vibración, tales como el miedo, la tristeza, el enfado, la frustración, la rabia, la vergüenza o la culpabilidad, que impiden tu crecimiento.


En cambio, las cómodas o de alta vibración nos permiten evolucionar, seguir adelante. Es el caso de la alegría, la sorpresa, la esperanza, la serenidad, la satisfacción, la curiosidad y la gratitud.

Esta última puedes entrenarla centrándote en las cosas buenas que tengas en tu vida o que te ocurran y agradeciendo por ellas.


6. El amor como sentimiento clave. Se trata del amor incondicional, libre de juicios y que se expresa como “te acepto, te quiero, hagas lo que hagas”.

7. Cambio interno para modificar lo externo. “El verdadero poder transformador parte de nuestro interior y se expande en el exterior”, dice Patricia Gutiérrez; “la creación del nuevo mundo en el que todos queremos vivir comienza con nuestro cambio interior”.



"¿Cómo hacer algo para que cambie tu vida?", dice la coach Yeray González; “no digo qué hacer, sino cómo, pues la clave no es lo que haces, sino cómo lo llevas a cabo, desde dónde haces lo que haces”.

“Yo estaba haciendo las cosas desde un lugar interno concreto, con unas emociones, unas expectativas y unas ideas concretas”, dice esta experta que, al darse cuenta, modificó algo: “empecé a hacer lo mismo, pero con otras emociones, con otras ideas y sin crearme expectativas”. Y algo cambió.


Así que, si estás cansada, aburrida, no encuentras aliciente y no sabes cómo cambiarlo, desde el Coaching te invito a que pares un momento, seas consciente de lo que sientes, de lo que deseas y de cómo lo vas a lograr.


Te propongo responder a las preguntas más representativas del Coaching, ésas tan poderosas que son el principio de acción: ¿cuál es mi objetivo? ¿qué obstáculos me impiden conseguirlo? ¿cómo lo voy a lograr? ¿cuándo?


¡Felices Cambios Interiores para el Exterior! ¡Feliz Coaching!



Y recuerda que…

  • Preparar el cuerpo, la mente, las emociones y la energía para cambiar el exterior desde nuestro interior.

  • Cuando te sientes libre, expansivo, en paz, satisfecho, en ese estado del que no deseas salir, estás en equilibrio.

  • Escucha las señales de tu cuerpo; nútrelo con alimentación, ejercicio físico y descanso.

  • La clave no es lo que haces, sino cómo lo llevas a cabo, desde dónde haces lo que haces.

  • La creación del nuevo mundo en el que todos queremos vivir comienza con nuestro cambio interior.

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo