• Silvia Resa López

Cosas que hay que decir

Hay ocasiones en la vida en las que hay que decir algo determinado. No se trata de un sincericidio, marcado por juicios previos o por creencias, sino de sentimientos y emociones que deseamos transmitir para reconocer algo o alguien. Eso que se comunica dice incluso mucho más de quien lo expresa, lo cual, en estos casos, suele ser beneficioso para ambas partes. Desde el Coaching, te propongo que me acompañes en el entrenamiento de las cosas que hay que decir



Iba caminando para acudir a un almuerzo de prensa hace unos días. Como no llevaba prisa, me concentré en observar a los peatones con los que me cruzaba. Resultó que uno de ellos iba con su perro de raza Bodeguero, la misma de los cachorros que recientemente han adoptado unos amigos (una monada, por cierto)


Seguí mi ruta y, en un momento determinado, un hombre joven se puso a mi altura, adecuando su paso al mío, lo que me permitió ver que era quien caminaba con el perro en el que me había fijado minutos antes.



Su comunicación no verbal me hizo darme cuenta de que el hombre iba a dirigirse a mí, por lo que mi cerebro se preparó para responderle algo relativo a datos (lo que en Programación Neurolingüística se corresponde con el sistema de representación auditiva).

Sin embargo, lo que esa persona quería no era preguntarme nada, sino transmitirme algo que me dejó asombrada.


Me dijo: "qué bien te sientan esos pantalones que llevas puestos”; en ese momento de perplejidad, por lo inesperado del mensaje, mi cerebro dejó paso a mi intuición, e instaló una sonrisa amplia que le devolví, junto con mi agradecimiento verbal.


Pero él continuó afirmando: "estas cosas hay que decirlas, siempre”. Reconozco que esto último me agradó aún más, por lo que agradecí su amabilidad y continué mi camino, girando hacia la calle en la que se encontraba el restaurante donde estaba convocada.


"Abundancia es tener fe en la vida, es decirte que esto de aquí es parte de lo demás y es perfecto; es confianza, conexión especial con la vida, es comprarme una camisa que me gusta o saber poner límites a una persona que los traspasa”, dice Sami Osorio, fundadora de Escuela de Libertad Cuántica; "es también hacer cambios con cariño y armonía, sentir que estás en el lugar perfecto”.



La citada coach ha participado en una clase magistral virtual reciente, titulada “Conectar con la abundancia”, junto a María Mikhailova, a su vez experta en Heridas de la Infancia.


La prosperidad del reconocimiento


"Prosperidad es la capacidad de materializar lo que queremos, creando la vida que deseamos y tal cual la queramos”, dice la fundadora de ELC; "significa conectar la mente y el corazón, para hacer tangible aquello que nuestra alma desea”.


Dice esta experta que es desde la abundancia, entendida como la realidad de que todo fluye, como se alcanza la prosperidad más fácilmente, "aunque, por ejemplo, un monje puede ser muy feliz siendo abundante a partir de sus valores, sin necesidad de ser próspero”.



En medio de estos conceptos, hay uno especialmente relevante, como es el reconocimiento: "podemos reconocer que nuestra mente nos ha secuestrado, debido a determinados patrones, procedentes de nuestros padres, que nos influyen en la manera en la que vemos la prosperidad”, dice Sami Osorio, que nos propone los siguientes puntos de reflexión:


  • Normalizar cosas diferentes a nivel mental. En lugar de seguir los patrones establecidos.

  • Reconocer. Al menos una vez al día, darnos cuenta de algo que hayamos hecho bien y de algo que podamos mejorar.

  • Permitirnos el placer. "Si me duele la espalda, puedo darme un masaje”, dice Osorio; "es así como normalizaré las cosas que me merezco”.

  • Campo energético. Trabajarlo, abandonando ese personaje rígido que nos lo impide. En este punto, Sami Osorio reconoce que "es algo que no siempre podemos hacer solos, ya que vibrar en abundancia y prosperidad se nos resiste”

  • No basta con repetir mantras. "Si el bloqueo es grande, hemos de trabajar con nuestras creencias, memorias y energía”, dice Osorio.

  • Elección. "Se trata de conectar con la abundancia, pero eligiéndolo cada día”, dice Osorio; "supone corregir a mi mente cada vez que me diga cosas negativas, es elegir conectar, confiar en lo que deseo y en que la vida me lo dará”.

  • Confianza. "La energía, la felicidad y el amor no se acaban, aunque pueden hallarse en lugares equivocados”, dice esta experta, quien nos invita a "dar, confiar y superar los miedos escuchando progresivamente a nuestro corazón”.

  • Apertura. Para abrir el corazón y conectar con la generosidad Osorio nos propone experimentar la vulnerabilidad.

  • Dar desde el corazón. Reconocer, también en los demás, aquellos aspectos que valoramos y con los que conectamos; es la sinceridad positiva.

  • Construir la vida que deseamos. Esto es algo que todos podemos hacer desde el reconocimiento que media entre la abundancia y la prosperidad.


Para quienes habéis llegado hasta aquí, os cuento el epílogo de mi pequeña historia. Llegué al restaurante en una nube, no ya por el piropo, en sí mismo muy agradable; tampoco por lo respetuoso del reconocimiento que me hizo, que también valoré, sino porque me di cuenta de la importancia que esa persona daba a las cosas que hay que decir y que, en ocasiones, callamos por vergüenza.


Es como si no nos diéramos cuenta del efecto tan positivo que hace, en nosotros mismos, expresar aquello que admiramos y valoramos positivamente en otras personas.


Desde el Coaching te propongo un entrenamiento de sinceridad positiva; basta con fijarse en algo que te agrade de otra persona y que se lo expreses mientras le miras a los ojos, sin olvidar tu sonrisa.



¡Felices Cosas Positivas que Decir! ¡Feliz Coaching!


Y recuerda que…

  • Aquello que valoramos en los demás son cosas que hay que decir en voz alta

  • ¿Qué cualidades y valores empiezas a reconocer en ti?

  • Podemos construir la vida que deseamos

  • Expresa lo que te agrada de la otra persona con una amplia sonrisa

  • ¿Conoces los beneficios de practicar la sinceridad positiva?

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo