• Silvia Resa López

Transurfing, cómo fluir a favor

Es como coger las olas, o la dirección del viento. Como seres emocionales podemos fluir en el sentido que lo hace la energía, podemos crear nuestro propósito, la realidad soñada. Es el transurfing, una disciplina que nos facilita algo tan aparentemente intangible como ir a favor del viento espiritual, para así lograr nuestra meta



Nuestros pensamientos generan unas estructuras energéticas que dan lugar a los denominados péndulos, los cuales, nos guste o no, nos llevan a actuar a su favor, dejando de ser quienes somos. Péndulos son la televisión, la política o la moda. “No quiere decir que sean negativos”, dice Eugenia Orantes, naturópata y terapeuta holística; “sólo indican que estamos dormidos, como en la película Matrix”. Frente a esta inercia del ser, Eugenia propone el llamado Transurfing; “un nuevo modo de pensar y de actuar, que nos permite crear nuestra realidad soñada mediante el uso sabio de la energía y además en la dirección más favorable, para que el viento siempre sople a nuestro favor”.


Está basado en la física cuántica y se estructura desde el principio de que el mundo es un espejo que refleja tu actitud; si piensas que es peligroso, debido, por ejemplo, a tus creencias de la infancia, el mundo será eso para tí; “es una realidad metafísica el hecho de que el observador afecta a lo que observa, de lo que se infiere que, transformando nuestras creencias, el mundo cambiará para nosotros”, dice la facilitadora de Transurfing.





Cómo hacer Transurfing


A Eugenia Orantes se la considera prácticamente la única facilitadora reconocida de Transurfing en España “llegué a ello porque una persona muy exitosa que me conocía me recomendó varios libros de esta materia”, dice la naturópata y terapeuta; “nos pusimos a examinar la situación de esta disciplina y cuando vimos lo que proponía, localicé a Fran Sánchez, que impartía talleres y quien me propuso seguir con la formación, así como también lanzarlo hacia España y Sudamérica; desde entonces han transcurrido cinco años durante los que he visto cómo se ha ido transformando mi realidad”.


¿Cómo se hace Transurfing? ¿Lo puede hacer cualquier persona? Eugenia Orantes nos indica cómo “coger las olas”, a partir de algunas de las claves que está escribiendo para ayudar en los procesos evolutivos: “si tenemos una visión negativa de las cosas, nuestra vida así nos lo devolverá; pero si, por el contrario, damos la bienvenida a cualquier hecho que nos suceda, no importa lo que sea, la vida parecerá más fácil y fluida”.



  1. Reflejos. El mundo es un espejo que refleja lo que pensamos.

  2. Mensajes. Cuando tu mente juzga una situación como desfavorable porque en tus creencias se manifiesta así esa realidad, te propongo que permitas a tu consciencia que coja las riendas: te invito a que le digas a tu mente frases como “todo va según el plan” para cambiar de frecuencia vibratoria con las palabras.

  3. Línea de vida. La componen pensamientos, actitudes, emociones, creencias; ante una situación desfavorable te propongo que dirijas, que se lo digas a tu mente, para que recibas aquello que esté en resonancia.

  4. Observador. Estar en el rol del observador. Frases como “no soy mis pensamientos” te acompañan en el proceso de desidentificación, lo que facilita el cambio de emisión mental y, según Eugenia Orantes, “disminuye la importancia de un conflicto, hasta que desaparece”

  5. Entrenamiento. Evitar la lucha frente a la realidad que llega, “no hay que enfrentarse, sino deslizarse, siguiendo el impulso de la ola, como en el surf”, dice la facilitadora de Transurfing; “a veces hay que meterse por dentro de la ola, lo que requiere práctica, entrenamiento”.

  6. Fluir. La cultura del esfuerzo se basa en creencias limitantes, las cuales hay que transformarlas, para atraer lo que deseamos.

  7. Transurfing se genera dentro y se manifiesta fuera; es algo que hay que hacer por parte de cada uno.

  8. Evitar juicios. Un espacio donde no se juzga se convierte en energía para nuestro propósito; “es momento de transformación profunda, tanto individual como colectivamente”, dice Orantes; “te propongo cambiar tu paradigma para desinstalar los sistemas antiguos, a pesar de las resistencias que puedas encontrar y sin olvidar que, a veces, hay que aplicar el aforismo de primero creer para poder ver”.

  9. Repetición. La mente funciona por repetición, como un servidor que sabe que así sobrevivimos, y nos lleva a lo conocido, a la zona de confort; el Transurfing nos permite fluir desde esta posición hacia lo distinto, lo nuevo.

  10. Desgranar los potenciales excesivos, por ejemplo, la importancia que le damos a que nos escuchen, a que nos quieran; “se trata de relativizarlo para que cese esa importancia”, dice la terapeuta; “detrás está la emoción y un poco más atrás, la creencia limitante que es preciso transformar”. Eugenia Orantes pone un caso: cuando alguien dice “no soy suficiente”, “ante esta creencia sabemos que cualquier situación que aparezca nos llevará al área de confort, por lo que hay que transformarla; para ello podemos preguntarnos ¿a quién sirve esta creencia? si la respuesta es que sirve a los miedos, podemos poner dicha creencia al servicio del alma, lo que la cambia, pasando de limitante a potenciadora”.

  11. Mirarme a mí. Si siento que el mundo no me acepta, lo primero es aceptarme yo. La mente proyecta hacia afuera: me están criticando; me siento dolida, rechazada; trabajo esto último y modifico la creencia.

  12. Aprender un nuevo idioma metafísico. Esto supone un proceso y un tiempo. Supone que, de manera consciente, creemos la realidad que corresponde, uniendo para ello el alma, la mente y la emoción.

  13. Misión de vida: todos la tenemos, que es vivir plenamente, amando lo que hacemos y haciendo lo que amamos, “lo cual va en resonancia con lo que hemos venido a hacer aquí y puede enlazarse con este momento, donde se nos requiere despiertos”, dice Orantes.

  14. Conexión. Todos estamos en aquella que corresponde a nuestra conexión mental: si pienso que puedo, puedo. “Cambiar mi emisión mental, lo que me limita, me permite pasar a esa otra línea de vida, lo cual requiere entrenamiento, no esfuerzo”.

  15. Despertar. “Consiste en hacer algo para mí y para el mundo, que cambie la realidad, mi microcosmos, lo que llevará al cambio del macrocosmos; requiere ganas, no esfuerzo, ni sacrificio, es intención”.

  16. Atraer mi propósito. “Cada cual tenemos un color, aroma: ¿con qué disfrutaba cuando era niña? ¿cómo lo traería a este momento?; elijo atraer mi propósito y la intención para alcanzarlo.

  17. Visualización. “De esa realidad que quiero atraer, con todo lujo de detalles, creyendo que ya está en mi vida”.


“Me he considerado una buscadora; ahora más que buscadora soy encontradora a través del Transurfing, de forma que cuando me coloco en el lugar que siento que resuena con mi alma, viene lo que tiene que venir para que siga con mi propósito de vida”, dice Eugenia Orantes, quien nos propone los cinco libros de “Reallity Transurfing”, si nos interesa esta novísima disciplina de la consciencia.


¡Feliz Transurfing! ¡Feliz Coaching!



Y recuerda que…

  • Transurfing es un nuevo modo de pensar y actuar con el que creamos nuestra realidad soñada mediante el uso sabio de la energía y en la dirección más favorable

  • La televisión, la política o la moda son péndulos que nos mantienen dormidos, sin permitirnos ser quienes somos

  • Está basado en la física cuántica y se estructura desde el principio de que el mundo es un espejo que refleja nuestra actitud ante lo que nos ocurre

  • Elijo atraer mi propósito y la intención para alcanzarlo ¿con qué disfrutaba cuando era niña? ¿cómo lo traería a este momento?

  • Si siento que el mundo no me acepta, lo primero es aceptarme yo, quererme a mí misma

+34 606 960 499

©2019 by DigaCoaching. Proudly created with Wix.com